[Manual] Construir tu ordenador. Parte 1, la tarjeta gráfica.

16 04 2008

La tarjeta gráfica es una parte vital del ordenador, es quien comunica a este con la pantalla y la que se encarga de procesar todo lo que tenga que ver con imágenes.

nVidia 8800 Ultra

En la era primigenia de la informática la información no se veía por pantallas si no que se utilizaban impresoras para verla, esto hacía que fuera muy lento interactuar con los ordenadores. Por lo que a finales de 1960 se empezaron a usar monitores, y las encargadas de crear aquellas primeras imágenes fueron las tarjetas de vídeo.

Después de unas cuantos formatos infructuosos, o de los cuales evolucionaron otros, nació el estándar VGA para el que se empezaron a trabajar en diferentes tarjetas. Todas estas tarjetas se anclaban al puerto PCI, pero rápidamente se vio desfasado por la gran potencia que las tarjetas estaban adquiriendo, debido a ello Intel desarrolló el puerto AGP, al cual sucedieron varias versiones hasta el más reciente el AGP 8x. Pero desde hace dos años este puerto se quedó obsoleto, siendo el más extendido actualmente el PCI-express 16x el que se utiliza para su conexión.

Ya hablamos, del formato PCI-express y de sus ventajas cuando traté el tema de la Placa Base, por lo que sólo recordaré que es una arquitectura, que al contrario que el viejo AGP, permite conectar varias tarjetas para que cooperen entre ellas, mencioné que esto había evolucionado en poder conectar dos tarjetas gráficas entre sí. Pero la afamada marca Nvidia no deja de sorprender y sacó un sistema SLI (que así se conoce a la tecnología que permite interconectarlas) que soporta la conexión de tres tarjetas gráficas en SLI. El SLI no duplica, o triplica, la potencia gráfica del ordenador, pero sí que aumenta su rendimiento considerablemente.

Triple SLI

Ahora bien, ¿necesitas tanta potencia?. Si lo tuyo son los últimos juegos y tecnologías, exprimir hasta la última gota de tu equipo e intentar sacarle alguna más, entonces sí, móntate un SLI con las dos tarjetas más potentes que encuentres. Si es no, o no tanto, puedes optar por una sola tarjeta gráfica de gama alta o de gama media (sinceramente las de gama baja, me dan un poco de asco…).

Y ahora que tenemos más o menos claro qué tipo de tarjeta necesitas. Ha llegado el momento de darte a conocer los dos fabricantes de tarjetas gráficas más exitosos que hay en el mercado:

: ATI era una empresa independiente que compró AMD, hace un tiempo, sí la misma de los procesadores. Lamentablemente está un poco de capa caída últimamente y no saca o no da tantas noticias como lo hace su rival.

nVidia: es la reina del mercado actual, lo ha revolucionado con la tecnología que os mostraba antes del triple SLI y también por su última serie de tarjetas la serie GeForce 9.

Personalmente me decanto por nVidia como mi marca preferida de tarjetas gráficas. Si os decantáis por ella buscad que el fabricante de las tarjetas sea XFX, ha demostrado ser el que mejor sabe fabricarlas y el que mayor rendimiento les saca.

Si ya os habéis decantado por una u otra marca, sabed que si la compráis ahora, deberíais buscar que la tarjeta sea compatible con DirectX 10. (DirectX son unas instrucciones utilizadas para la programación de videojuegos). De esta forma os aseguráis que valga para un futuro no muy lejano.

Las tarjetas gráficas tienen su propia RAM, normalmente del tipo DDR3, la más rápida actualmente, es importante que os fijéis en esto, puesto que cuanto más RAM tenga la tarjeta más rápido podrá funcionar aunque más cara será. 256 Mb de RAM, son suficientes para las tareas sencillas medias, con 512 os aseguráis un rendimiento óptimo con cualquier juego. (Las hay de 1GB de RAM DDR3, pero para mí es un poco más que excesivo). Tenéis que tener mucho cuidado con dos tecnologías que parecen muy golosas cuando lo que están haciendo es fastidiar al sistema entero, estas son TurboCaché e HyperMemory (la primera es de nVidia y la segunda de ATI), estas tecnologías logran hacer uso además de la memoria de la gráfica (que suele ser muy pequeña), de la del sistema haciendo que ante grandes esfuerzos gráficos, la capacidad de memoria de todo el ordenador se reduzca, reduciéndose de este modo el rendimiento de todo el equipo. Ambas tecnologías son de esas que suenan muy bonitas (que hacen que se te llene la boca al decirlas), pero son un poco estafa a mi entender. Es preferible una tarjeta gráfica de 256 Mb dedicados (que son exclusivos de la gráfica) que no una de hasta 512 (que suele significar que tiene 64 exclusivos, y que el resto lo coge al sistema), ¿veis el engaño?

Por último, y como ya dije en otro post, tened siempre los controladores actualizados, los podéis descargar desde estos dos enlaces: nVidia, ATI.

Una vez más, recomendar la tienda de coolmod para vuestras compras:

Coolmod